Alerta Amber, un sistema eficaz para la localización de menores desaparecidos.

Alerta Amber como sistema de reacción inmediata.

Ciip Se denomina Alerta Amber, a un sistema de reacción inmediata para la localización de menores desaparecidos, implantado en varios países desde el año 1996.
La alerta Amber, se activa con personal profesional, voluntarios y con el apoyo de diferentes medios como son cadenas de radio, televisión, agencias de transportes, de publicidad etc.
Cada lugar tiene sus propias normas de activación pero cuando se anuncia, los miembros de la comunidad deben estar atentos para localizar al menor. Las normas para que se active la alerta Amber, requieren que el desaparecido sea menor y que la policía lo valide.

Es importante contar con la información posible, como es el día, hora, lugar de la desaparición, nombre, edad, sexo, descripción física, estatura, color de pelo, ropa etc.
Si se utilizó un vehículo, el color, marca, matrícula, cualquier detalle puede ser de gran importancia.
Las primeras horas son vitales y pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte; por ello, la alerta se emite lo antes posible.
Las televisiones, radios, señalización vial informan de detalles del menor y emiten fotos de manera inmediata, así como sms, redes sociales, etc.
En Estados Unidos, desde que se articuló por primera vez, se han rescatado más de 600 niños, según el Departamento de Justicia.
En México, en el año 2012, de las 187 alertas que se emitieron, lograron hallar con vida a 105 niños según la procaduría general de la República. En el Salvador, Colombia y República Dominicana se facilitó el rescate de 779 niños entre 2002 y 2013.
En España no existe un sistema de alerta parecido al Amber, pero la Fundación de Niños desaparecidos y adolescentes en riesgo (ANAR) con la colaboración del Ministerio del Interior y coordinados con las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado se encargan de iniciar la búsqueda de menores desaparecidos.
Esta alerta debe su nombre a Amber Hagerman; Amber tenía 9 años y le encantaba ir en bicicleta, fue secuestrada mientras jugaba cerca de casa de sus abuelos en Arlington-Texas.
El 12 de enero de 1996, un hombre blanco que se desplazaba en una camioneta negra, se detuvo en el estacionamiento de una tienda abandonada. Según el testigo Jym Kevin, la niña jugaba subiendo y bajando por una rampa con su bici. El individuo salió corriendo hacia ella, la arrastró y metió en su camioneta.
Numerosos voluntarios y policías buscaron a la niña sin resultado, incluso el FBI participó en la investigación de los hechos.
Cuatro días después un hombre que paseaba a su perro, encontró el cuerpo de Amber en un riachuelo no muy lejos. La autopsia reveló que la niña había sido violada y luego degollada hacía dos días.
Se ofreció recompensa de 75.000 dólares a quien ofreciese información que condujese al asesino.
Donna Norris, madre de Amber, exigió leyes más estrictas para delincuentes sexuales. El Congresista Martin Frost, representante del distrito Whitson propuso crear una ley de protección llamada Amber Hagerman, se planeaba crear un registro Nacional de delincuentes sexuales.
En el año 2003, el presidente George W. Bush, firmó la alerta Amber como legislación, por lo que es un programa Nacional.
El Centro Nacional de Niños Desaparecidos y explotados ayuda en la aplicación de las alertas amber.
La oficina del distrito de Justicia de los Estados Unidos es la coordinadora de la Alerta.

2016/10/04, Fuente: Dª Eva Arias Navarro, Licenciada en Criminología, Criminóloga Forense y Experta en Victimología.

 

 

Síguenos

instagram

Noticias CIIP

A. Colaboración